-Portada de Asturias

Asturias es sin duda una obra fundamental en la bibliografía sobre esta tierra. Estos tres tomos, dirigidos por Fermín Canella y Secades, y Octavio Bellmunt y Traver, se publicaron en el año 1895 y fueron fruto de los esfuerzos de un gran número de autores que decidieron clarificar el origen de la región y aportar la mayor cantidad de información posible sobre ella. Pero Asturias no es solo una obra historiográfica, va mucho más allá, pues recoge también otros aspectos, como las costumbres y las tradiciones, la economía y la lengua propia: el bable o asturiano.

Fue también una obra enciclopédica pionera, expuesta de forma sencilla y cercana al lector, aunque, sin embargo, no se trate de una enciclopedia. Es muy amplia porque trata todos los concejos desde sus inicios hasta finales del siglo XIX, época en la que vivieron los autores y en la que se desarrolla el romanticismo, un movimiento muy interesado por el folklore y las tradiciones.

¿Pero qué ha ocurrido desde entonces, a lo largo de todo el siglo XX, con los lugares de los cuales se nos da noticia en Asturias? La intención del blog es cubrir este espacio temporal, partiendo de las fotografías realizadas por Octavio Bellmunt, que fue el responsable del aspecto gráfico de la publicación.

Desarrollar los cambios producidos en toda la región a lo largo de más de un siglo es un proyecto difícilmente abarcable. Por esta razón, el blog se centra en el concejo Gijón. 

Gijón puede presumir de ser la cuidad más antigua de Asturias, hoy en día es la más poblada y extensa, y ha sufrido muchos cambios urbanísticos  debido a la fuerte industrialización que sufrió durante el siglo XX. Por ello, será particularmente interesante comprobar lo que queda y lo que ha desaparecido de cuanto registró la cámara de Bellmunt. Habrá, en este trabajo, tanto bibliografía sobre la ciudad como imágenes propias, obtenidas recorriendo los mismos lugares que el autor.

Don Fermín Canella afirmaba en la introducción: “Sobresaliendo siempre Asturias en todas las manifestaciones de la vida, en todos los órdenes de ideas, no es conocida sin embargo por la generalidad de las gentes, juzgándola muchos como humilde tierruca, patria únicamente de los aguadores y menestrales de la Corte de España. Los que forman tales juicios pregonan, no el atraso provincial, sino el suyo propio”. Por esta declaración precisamente, nos atrevemos a decir que Asturias es, con toda probabilidad, una de las mejores muestras que se pueden hallar de obra sobre Asturias hecha por asturianos que realmente amaban su tierra.

 Los autores

Octavio Bellmunt (a la izquierda) y Fermín Canella

Fermín Canella y Secades

Fue cronista de Oviedo, catedrático y rector de la universidad. Nació en la capital de Asturias en 1849 y murió en la misma en 1924. Estudió Filosofía y Letras y Derecho en la universidad ovetense, donde se licenció en leyes en 1864 y obtuvo el doctorado al año siguiente. Poco después comenzó a trabajar en la universidad y alcanzó una cátedra de Derecho civil. En 1882 fue designado vicerrector y en 1906 rector. Gozó de gran prestigio. Figuró también en diversas comisiones para reformas e instituciones sobre legislación e instrucción pública. Tras haber explicado un cursillo en la universidad de Burdeos, el Gobierno francés le encomendó la Legión de Honor.

Fermín Canella fue una figura muy popular en Asturias. Tuteaba a todo el mundo (cosa poco común en aquella época) y trataba a los jóvenes de forma familiar. Asistía a mucha tertulias y gustaba de hablar en asturiano. No tuvo ninguna significación política, se trataba con hombres de todas las ideas. Fue amigo tanto de carlistas como de republicanos y también mantuvo estrechas relaciones con los obispos Sanz y Martínez Vigil.

Su obra en el campo de la cultura asturiana es muy amplia. Fue promotor de la Academia Asturianista “La Quintana” (referencias a cuyo nombre todavía  encontramos, por ejemplo, en el suplemento semanal La Nueva Quintana, del diario La Nueva España). Ejerció la abogacía y el periodismo, colaboró en la revista gráfica La Ilustración Gallega y Asturiana, para la que publicaba una sección titulada Efemerides en la que se recogían acontecimientos de la historia asturiana. Otros diarios de la época, como El Eco de Asturias o El Carbayón, también contaron con su colaboración.

Además de la obra codirigida con Bellmunt, escribió Estudios Asturianos (1886), sobre temas de folklore. Uno de sus capítulos traduce el famoso viaje del inglés Joseph Townsend por Asturias Entre 1786 y 1787. Esta obra también incluye un refranero, una biografia de Carreño Miranda y estudios sobre el Padre Feijoo. En 1873 escribió Historia de la Universidad de Oviedo y noticia de los establecimientos de enseñanza de su distrito, pero parte de su obra se perdió en el incendio que causaron los asaltantes de Oviedo en octubre de 1934.

Octavio Bellmunt y Traver

Médico, músico y escritor avilesino, nació en 1845. Estudió el bachillerato en el Instituto de Oviedo, desde donde se trasladó a la facultad de Medicina de Madrid  y posteriormente a la de Barcelona. Pasó entonces a trabajar en Gijón en 1869, tras haberse ganado una merecida fama en su profesión. Aparte de su trabajo como médico, desarrolló una extensa actividad en el campo de la música, la arqueología y las bellas artes.

Cámara fotográfica de alrededor de 1890, similar a la que pudo usar Octavio Bellmunt

Como escritor, su obra principal es Asturias, escrita en colaboración con otros escritores y dirigida conjuntamente con Fermín Canella y Secades.

Fue profesor durante varios años del Instituto de Jovellanos de Gijón y director del Casino de Gijón. Formó parte del Instituto Médico de Barcelona, de la Sociedad Antropológica de Madrid y de la Academia de Medicina Pública e Higiene Profesional de París.

Recibió distinciones de la Academia de la Historia, de la Real de Bellas Artes de San Fernando y de la de Medicina. Murió en 1910 en Gijón, donde le dedicaron una calle.

La obra 

ASTURIAS Su historia y monumentos. Bellezas y recuerdos. Costumbres y tradiciones. El bable. Asturianos ilustres. Agricultura e Industria. Estadística.

Obra dirigida por Octavio Bellmunt y Traver y Fermín Canella y Secades, tres tomos, Gijón 1895, 1897 y 1900. Fototip. y Tip. de O. Bellmunt 7, Carretera de Villaviciosa num. 25. Gijón. Aunque Somoza le dedica en su Registro Asturiano adjetivos como “inofensiva, ñoña y anticuada”, fue para su tiempo una publicación encomiable y proporcionó una visión global de Asturias. Entre los colaboradores figuraron Bernardo Acevedo Huelves, Rogelio Jove y Bravo, Manuel Pedregal y Cañedo, Ramón Prieto Bances, Gerardo Uría, Clarín, Aramburu, Campoamor, Palacio Valdés, Vital Aza y otros.

BIBLIOGRAFÍA

Cañada, Silverio: 1970. Gran Enciclopedia Asturiana. Ed. Gran Enciclopedia Asturiana. Gijón.

 

Anuncios